La Redonda

El concepto de estos vinos se centra en brindar al consumidor mexicano un acompañante ideal a esas comidas en familia, los encuentros casuales, la vida cotidiana, ya que al tratarse de vinos jóvenes, (que no pasan por un proceso de crianza en barrica o en botella) pueden incorporarse en cualquier situación, sin reglas específicas de etiqueta o servicio.